ASOCIACION DE EX ALUMNOS DE LA ESCUELA NORMAL

"MARIANO ACOSTA"
"Personeria Jurídica Nº 1710442"

24 de Noviembre 270 - CP 1170
Telefono-Fax : 4931-4778
Capital Federal

Actualizaciones del 2010
Cronica de un dia de reencuentro

Escuela Normal No.2 Mariano Acosta 

Crónica de un día de reencuentro de egresados.  Buenos Aires, 6 de noviembre de 2010.

Habían pasado varios años desde la última vez que había asistido a la reunión de egresados de la Escuela Normal No 2 Mariano Acosta, que se celebra el primer sábado del mes de noviembre de cada año escolar.

 Ahora que memorizo, esto fue cuando cumplimos 50 años de egresados como Profesores Normales en Letras,  en el año 2000. En la oportunidad hizo uso de la palabra en nombre de la promoción, el Dr. Arturo Yungano, ya fallecido, que también se había recibido de profesor en Letras en 1950, posteriormente,  lo hizo de abogado y  fue Juez de la Nación.

A esa reunión asistimos seis colegas y comprobamos que las placas de bronce con los nombre de todos los profesores en letras de esa promoción, habían sido robadas de la pared de aula a adonde habíamos asistido como alumnos. Ello nos dio mucha tristeza. Pues habíamos puesto esas placas de bronce en reconocimiento a la Escuela, por todo lo que ella,  nos había dado.

También notamos el extraordinario abandono y desorden que había en la misma. Encontramos las aulas revueltas, con los bancos muy deteriorados y en algunos casos fuera de lugar, en pasillos y descansos de las escaleras de mármol.

El deterioro del edificio se manifestaba por todas partes. Los gobiernos anteriores de la Ciudad de Buenos Aires y de la Nación, había descuidado durante años, su indispensable mantenimiento.

Hecha esta apreciación previa, me quiero referir a mi regreso al reencuentro de egresados, en este año del bicentenario de nuestra nación.

Dos días antes, del sábado 6 de noviembre, el profesor don Angel Bernado Biavaschi, Secretario Administrativo de la Asociación de Egresados de la Escuela,  en horas de la noche, tuvo la gentileza de llamar por teléfono a mi casa, para invitarme a concurrir al acto de egresados de este año.

Le prometí asistir y así lo hice. También dadas las circunstancias, llamé a algunos colegas de mi promoción,  para que se enteraran de la invitación y los insté a concurrir. Dos, me prometieron hacerlo, pero no concurrieron. Todos tenemos más de ochenta años  y, es probable que algún motivo les impidió asistir.

La cita para el reencuentro de este año, como ya dije, era el primer sábado de noviembre a las 10, 30.  A esa hora yo llegué a la Escuela. En los pasillos del primer piso había varios egresados: maestros y profesores desde jóvenes hasta  noventa años.

 A una de las personas que estaba en la organización del acto, le pregunté por el profesor Biabaschi, que me había llamado por teléfono,  y,  de inmediato me lo presentaron; estaba también ocupado en dar instrucciones a los colaboradores del evento y haciendo anotaciones previas.

 Lo saludé, me presenté  y le agradecí la invitación. En atención  a su gesto le llevé tres, de mis cuatro libros editados. Gesto que él agradeció.

Después, como disponía de tiempo, estuve con varios ex alumnos jóvenes que vendían la Historia de la Escuela Normal de Profesores, escrita por el ex profesor de la misma, el historiador Carlos Astolfi, (también ex profesor mío de historia) además de otros recuerdos, como llaveros y distintivos de la Asociación de Ex alumnos. Adquirí un llavero, pues la Historia, ya la poseía.

 Luego me puse a recorrer los corredores y a mirar el estado de las aulas y sus utensilios: bancos, escritorios y pizarrones. Comprobé que el desorden y la desprolijidad era menor que hace 10 años atrás. Se me ocurrió en ese momento, que algo estaba cambiando, por lo menos  se había puesto fin al desorden y dentro de las condiciones actuales, en apariencia, las cosas han mejorado.

También observé muchos andamios levantados en diversos lugares, que indicaban que las obras de reparación del edificio continuaban a paso muy lento. Y digo lento, porque por los medios de comunicación, se viene informado desde hace varios años, de las reparaciones que necesitaba el edificio, las que, por tratarse de una reliquia arquitectónica histórica, debieran haber sido constantemente cuidada por su propia importancia y ,por lo que representa simbólicamente para educación de nuestro país.

Después de mi recorrida, volví al salón de actos donde ya se habían juntado numerosos asistentes y algunos, comenzado a sentarse para compartir el acto emotivo del reencuentro.

Con buen criterio, los organizadores invitaron a sentarse a los asistentes de acuerdo a su promoción. Ello motivó que se desarrollara de inmediato un intercambio de preguntas y respuestas, donde se comentaron  la fecha de asistencia a la Escuela, el curso seguido y los profesores que enseñaron en cada época, entre otras cosas.

 El reencuentro, siempre genera las emociones naturales del compañerismo y de los recuerdos imborrables de esos años de estudiantina, tan caros al corazón de quienes tuvimos la suerte de pasar por ella.

Unos minutos más tarde, el coordinador de la ceremonia, Profesor Roberto Eligio Pujol, licenciado en economía y egresado de 1963,  anunció a los presentes que iba a entrar la bandera de ceremonias al Salón de Actos,  la que fue portada por ex alumnos con sus escoltas.

 Acto seguido hizo uso de la palabra la Señora Rectora, Profesora Raquel Papalardo, la que con un discurso muy cálido, dio la bienvenida a los asistentes al reencuentro. La Señora rectora estuvo acompañada por el señor vicerrector Profesor Daniel Altamiranda.

Después, los ex alumnos de la promoción del año l985, por medio de un representante de la misma, el señor Marcelo Centurión Nakano pasó al estrado para decir un bello discurso referido al paso por la escuela, y con emotivos sentimientos señaló que la escuela era la secunda casa y además ella siempre había hecho buenos profesionales y excelentes personas de bien. A continuación dicho grupo de ex alumnos, hicieron entrega de una nueva bandera de ceremonias a la Escuela, circunstancia que fue aplaudida de pie por todos los presentes.

Seguidamente el coordinador, anunció que iban a ir pasando al escenario, los integrantes de las distintas promociones que estaban presentes, de entre los cuales alguien representaría y hablaría en nombre su grupo.

Así fue transcurriendo el acto hasta que todos cumplieron con este requisito. Todos los oradores elogiaron a la escuela y señalaron que el espíritu de la misma vivía en ellos.

Acto seguido, se solicitó que hicieran uso de la palabra a algunos ex alumnos, entre ellos me tocó hablar por los nos recibimos de profesores en letras en 1950. Pasé al estrado y señalé brevemente que solamente había estado en la enseñanza en forma profesional por dos años y que después me había dedicado a trabajar en la industria con un   emprendimiento propio. Y que desde allí y con mis conocimientos como profesor, pude aportar al gremialismo empresario y al fomento edilicio en La Matanza para el bien de la comunidad. También señalé que no importa la actividad, el maestro o profesor, siempre pueden hacer su aporte educativo.

Ya llegando al final, el Presidente de la Asociación de Ex Alumnos del Escuela Mariano Acosta, señor Fernando Creta, junto con la señora Directora de la misma, hicieron entrega de un diploma los Ex Alumnos presentes de las diversas promociones, así como una medalla recordatoria.

Por último y cerrando el acto, habló el señor Fernando Creta, quien agradeció la presencia y colaboración de todos, pidiendo que se fortalezcan los lazos con la Asociación y que los presentes haga fuerza para que los hijos, y nietos de los mismos asistan como alumnos a la Escuela Normal Mariano Acosta, para fortalecer la función de la escuela pública y la continuidad del Mariano Acosta. 

Cerrado el acto se invitó a los presentes a que visitaran el Museo  “Leopoldo Marechal” existente en el primer piso y que, en  planta baja  en uno de sus patios  cubiertos, se servía un lunch del que podían participar.

En mi caso particular, aproveché para agradecer al profesor Biavaschi, a la señora directora de la escuela y al presidente de la Asociación de Ex Alumnos, su atención y cordialidad y fui ha visitar el Museo de la Escuela, que se encuentra en el primer piso.

Durante el lunch, pude tener un rápido contacto con el señor Fernando Creta y le informé que en los próximos días aparecería mi nuevo libro titulado “Fórmula para lograr el éxito” y le propuse que el mismo fuera vendido y distribuido en la Escuela, por la Asociación, con la finalidad de obtener fondos para ayudar sostener la misma.

La idea le pareció correcta y que continuáramos hablando en un futuro próximo. Atención que agradecí.

Poco después me retiré la Escuela, y mientras lo hacía, me pareció sentir que el espíritu de confraternidad, de buena voluntad estaba renaciendo nuevamente en este lugar tan querido por las letras y las ciencias de Argentina. Ojalá que el buen criterio de la ecuanimidad, de la libertad con responsabilidad vuelva a renacer también en la educación del país.

César Guerreiro Murta, Profesor en Letras, egresado en 1950

Nota. El autor nació en Lobito- Angola, (África portuguesa) y llegó a la Argentina en diciembre de 1938, radicándose en el Chubut y fines de 1947, en Buenos Aires. Es ciudadano argentino naturalizado.

Mariano Acosta - Discurso de la Promoción 1.985

de Marcelo Centurión Nakano
Este es el discurso en papel que le entregara a la Sra. Rectora:

Sra. Rectora, Autoridades de la Escuela, Sr. Secretario Administrativo de la Asociación de ex alumnos, profesores y maestros, compañeros, familiares y amigos.

Somos la promoción egresada en 1985, y si los cálculos no me fallan la 106° camada de egresados de la Escuela Normal Nacional Superior de Profesorado n° 2 “Mariano Acosta”, ahora lo llaman de otra manera, pero para todos, siempre fue y seguirá siendo “El Acosta”.

Mariano Acosta (n. en Buenos Aires, septiembre de 1825) fue un político argentino. Apenas terminó sus estudios secundarios marchó a Europa, de donde retornó en 1853, tras la caída del gobernador Juan Manuel de Rosas, a cuya causa no había querido sumarse en la adolescencia. Fue uno de los redactores de la Constitución del Estado de Buenos Aires en ese año. En 1862 fue ministro de Gobierno de Mariano Saavedra y fundador del pueblo de Saladillo. Ocupó el cargo de gobernador de Buenos Aires entre 1872 y 1874, cuando fue elegido vicepresidente de la Nación junto a Nicolás Avellaneda. Falleció en Buenos Aires el 17 de septiembre de 1893. Por tratarse de un laico franciscano, fue sepultado en la cripta de la iglesia de San Francisco.

Algo muy extraño pasa con los egresados de esta Casa… Un sentimiento de pertenencia que perdura en el tiempo, uno es “del Acosta” para siempre… es algo así como una “escuela anormal”.

¡¡¡Amamos a esta Escuela!!!

Algunos notables que pasaron por estas aulas: Leopoldo Marechal (escritor), Julio Cortázar (escritor), Manuel Sadosky (científico), Carlos Bosch (Científico), Pablo A. Pizurno (pedagogo), Enrique Santos Discépolo (músico) Felipe Boero (músico, quien escribiera el Himno), Eduardo de la Puente (periodista), Gabriel Capello “Vicentico” (músico)

Y luego de 25 años de nuestro egreso, ¡miren qué notable esta promoción 1985!

No los puedo nombrar a todos pero el Dr. Sebastián Yakisich, neurólogo del Instituto Karolinska (Suecia) 23 publicaciones en revistas científicas, el Lic. Marcelo De Biase, Psicólogo, dedica su trabajo a cuidar a los más desprotegidos desde la Subsecretaría de la Niñez de la Provincia de Buenos Aires, Gustavo Barredo, que entre sus logros musicales está el haber tocado con Los Abuelos de la Nada, Charly García y otros... el Dr. José Artese, médico del Campeón del Fútbol Argentino, Argentinos Juniors, Guillermo Losio, fotógrafo profesional e internacional, El Prof. Dr. Antonio Torres, fundador del Club del Comic y flamante papá, el Dr. Víctor Idoyaga Fernández que gracias a su intervención en la terapia intensiva del Hospital de la Universidad Abierta Interameriacana (UAI) le salvó la vida a mi mamá (sin él saberlo)… Orlando Navoa, un gran luchador de la vida y nuestro primer abuelo! Y podríamos seguir todo el fin de semana, pero entre todos nosotros hay un denominador común: que somos buena gente, hombres de bien.

Y esto, en gran medida, se lo debemos a esta Escuela, los maestros, profesores, preceptores y administrativos que nos acompañaron (por no decir nos aguantaron y padecieron)
Su ejemplo nos guió y nos contuvo, nos mostraron que había una buena manera de vivir, siendo honestos, generosos y alegres.

Y así salimos, una promoción re copada!!! Una de esas promociones que dejó su marca desde la contundencia académica de nuestro querido Carlitos Werd, los cráneos del físico-matemático y las fuertes vocaciones del pedagógico… hasta la picardía de Guille Martelo para hacer creer a una profesora que era ventrílocuo, hasta el famoso gusanódromo (producto del conocimiento adquirido sobre las células fotosensibles) y las avalanchas en el bar de “Cariño”…

Anécdotas… un montón!
Y a medida que pasan los años, las seguimos contando y aburrimos a nuestras pacientes familias… Y les contamos de cómo tal o cual profe nos hizo la pata con esto o nos corrigió aquello… Siempre estaban con nosotros ¡¡¡Hasta nos dejaban tocar nuestro primitivo rock and roll en el aula Magna!!!

Manuel Belgrano ponía a los maestros en el umbral de “héroes nacionales”, y no me cabe duda de que muchos de ustedes han honrado esa expresión de nuestro prócer.

Y si bien los podríamos mencionarlos a ustedes, los presentes (Willie Grant, Angelito Biavaschi, Jorge Butera, Raquel Papalardo…) no quería dejar de recordar a los que ya no están, y en la figura de nuestro querido Aldo Pizzo, recordar a todos los maestros y profes que han hecho su Pascua y desde el azul del cielo nos siguen cuidando y educando en el saber.

La intención no es aburrirlos ahora, ya va a haber tiempo para eso…
Nuestra promoción hoy dona una Bandera Nacional de ceremonias, y lo que realmente queríamos expresarles es que nos sabe a poco donar una Bandera cuando ustedes, nuestros profes y maestros, ¡¡¡donaron su vida!!!

Por eso hoy queremos decirles ¡GRACIAS!
Gracias porque desde esta Casa, que es la Escuela Mariano Acosta para nosotros, han ofrecido su vocación, su tiempo y sus vidas para que hoy nosotros podamos ser ¡¡¡hombres de FE, de TRABAJO, de AMOR y de AMISTAD!!!

Muchas gracias y Dios los bendiga.
Marcelo Centurión Nakano, promoción 1.985

Buenos Aires, sábado 6 de noviembre de 2010, año del Bicentenario de la Revolución de Mayo

Profesor Angel Biavaschi.
 
Mi nieto, Diego Chevalier, a quien entiendo alumno suyo en el "Mariano Acosta", me dice ha tenido usted la gentleza de facilitarnos su mail y su teléfono para que yo pueda comunicarme con usted. MI nombre es Juan Carlos Gené y, según me informa Diego, usted tiene posibilidad de indagar sobre el paso de mi abuelo (tatarabuelo de Diego) por el colegio donde él es ahora su alumno, creo que en Educación Física. Mi abuelo, Ramón Julio Gené (cuyo nombre lleva hoy la Escuela 12 del CE 20, CABA), cursó y se graduó en la Escuela Normal de Profesores "Mariano Acosta". Dado que nació en 1873, calculo deben figurar datos de su egreso alrededor de 1890. Fue mi abuelo quien, como Subsecretario de Instrucción Pública de Hipólito Yrigoyen, impuso el guardapolvo blanco para alumnos y docentes de la escuela primaria en todo el país, para que en la escuela pública la vestimenta no separase a las clases sociales. Le agradezco desde ya la atención que este pedido le merezca: mi nieto se siente orgulloso de cursar en los mismos claustros que su tatarabuelo y toda documentación al respecto le resultaría realmente estimulante. Con un saludo cordial.
 
Juan Carlos Gené
 
tel. 4362-2092

Te escribí hace un tiempito, pero no tuve novedades. en algún momento pen'se que no estarías actualizando la pa'gina útllimamente, peero veo ahora que me fijo bien, que mencionás el año 2009, así que no creo que haga mucho que no das bola...

Bueno para seguir con tus indicaciones contestaré las preguntas según aparecen en el cuestionario de asociación...

Ahora, me gustaría que me contestaras una pregunta que te haré sobre la foto de la "entrada" .jpg...Queiro saber si tenés otra más, su fecha, alguna en buena definición... porque hay muchas posibilidades de que el auto gris extraño de la foto sea de mi padre y su conductor sea él mismo... la verdad sería un hallazgo...

 

 Como llegabas al cole: a pie, en subte, en bondi o en auto? en el auto de la foto??? al menos hasta el 71...
- Año de ingreso al Mariano Acosta? 11 de marzo de 1968 1er grado.
- Año de egreso del Mariano Acosta? 30 de Noviembre de 1979, en 5to año 5ta división, físico matemático.
- Número y Letra de División o Grado del egreso. Ej: 5º A, 7º B, etc. contestado 7mo A 1974 año del Centenario, y 5to 5ta 1979
- Turno? Mañana of course...
- Quiénes fueron tus compañeros? un montón, varios están registrados, con varios nos vemos o hablamos, si me contestás te los junto a todos los que viven (...) o tenemos contacto!!! varios en foto adjunta
- Quiénes fueron tus profesores o maestros? gran parte en foto adjunta...
- Quiénes fueron tu directores, celadores, preceptores, practicantes, etc.? para otra foto...
- Cómo se llamaban los que atendían en la cantina o en el kiosco? cariño... siempre y siempre también estuvo cerca Cánepa...que sólo pocos conocíamos bien, y NADIE sabía qué hacía en el Cole.
- Compartí alguna anécdota, recuerdo, broma, travesura, homenaje o cualquier recuerdo que tengas de algo que haya sucedido en tu época en el Acosta. Tenés tiempo?
- Si alguna vez te rateaste, contá que hiciste, adónde te fuiste? no puedo contarlo...


Si tenés blog, dejá el link. Si nos linkeás, te linkeamos.  www.vacanzagroup.com.ar// facebook.com/vacanzagroup - eventos y marketing deportivo
Y si cambiás de mail avisá. Si no, quién te va a reencontrar? no cambio!!!

 

copio también a uno de mis más viejos y queridos maestros, Prof. Angel Biavaschi...que no sé dónde estaría cuando sacaron la foto, pero la vida me permitió compartir momentos de amigo y colega, así que te lo presento por si no lo conocés.

El está a cargo del archivo de los exalumnos... Ángel, un abrazo!!!!

Mario A. M. Vázquez
Mensaje:
Egresado en un año complejo, soy uno de los responsables - irresponsables de la toma del Colegio en plena agitación política.
Fundamos entonces el Centro de Estudiantes de la Escuela Normal y creamos comisiones mixtas de trabajo en profesores como asesores...
Desgraciadamente casi a fin del año todo el esfuerzo fue echado por la borda y terminamos por egresar sin siquiera un acto recordatorio unos 15 días antes del cierre del ciclo lectivo.
En parte la frustración personal, la consecuente apatía generada, cierta falta de compromiso y los avatares políicos de los años siguientes fueron los responsables de que perdiera por completo el rastro de mi promoción.
Espero que a la distancia pueda a través de la asociación \"reencontrarme\" con toda la familia (todos somos hijos de \"la madre\").
Un abrazo y a la espera de novedades.
Estoy en: Ciudad :Salta
Telefono :0387-4396796
Año de egreso :1973
Email :mvazquez@ucasal.net

Querido Angel.
Si le pregunto a mis compañeros varios, sobre este email, es probable que coincidamos todos en recordar simpáticamente) al Profe Carrara (el gordo) hermano menor del tradicional maestro de 4to B, que no tuve pero algunos sí.
Carrara nos tuvo en primer año secundario dos años seguidos entre un "Cortador Térmico", versión casera del inoxidable Segelín, y una Bandeja de madera con azulejos que a toda costa quería que consturyéramos con toooodos
los elementos posibles de encontrar en la Carpintería, que primero nos dictaba con pelos y señales y después nos tomaba oralmente o por escrito, para aprobar la materia Actividades Prácticas. No tengo registro de haber
terminado el cortador ni la Bandeja... ¿habrá sido un sueño????...
No son publicables las expresiones que me salen cuándo me acuerdo de eso (porque son las mismas que me salían en esa época como pibe), pero como adultos apostaría a que nos arranca una sonrisa a todos...
Un abrazo

Bocho Lavigne

Mensaje :Como llegue yo hasta aqui, espero algunoi de mis compañeros llegue, yo curse los 5 años en el Colegio, por la tarde y no recuerdo la division, fue en el aula que esta al lado de la entrada a \"Siberia\", me acuerdo de muchos, Cesar Nuñez, Javier Moreno ( al ultimo que vi hace 7 años) Adolfo Benazzi, Mario Bienchi, Camilo Froideval, \"el ciego\" Caferatta, \"la gorda\" Bidigna, Paiva, Palavecino, Lombardo, Magnin, Diego Castro Pozos, Morelli, Martin Fuentes, Barone y a muchos solo por el nombre, en un año se cumplen 20 años, podriamos ir buscandonos para los 25, para el que no me recuerda de nombre, soy el \"dark\" que segun decian todos dibujaba muy bien, un saludo guardo buenisimos recuerdos de mi paso por el Normal 2. Zancarini, Luis Javier
Mensaje enviado el 02/02/09 por Julio Ángel Rey
Mensaje :Hola gente de la Asociación. Buscaba algo relacionado con mi promoción (1961) y aparecieron ustedes en la red. Veo que hay en el sitio referencias a varias promociones, pero no de la mía. Seguramente la individualizarán como la que produjo la placa del \"poligriyo\" esmaltado en colores sobre fondo blanco del pasillo del medio, en la planta baja (si es que aun existen las placas). También esa imagen fue el escudo que lucimos orgullosos en el pecho, a la izquierda de los guardapolvos blancos los dos últimos meses del 5º año. Fue como un símbolo que representaba lo que nosotros presentíamos sobre el destino de nuestra profesión. Creo que no nos equivocamos. En definitiva, yo no llegué a ejercer nunca como maestro, pero estoy orgulloso de haber pertenecido a esa escuela tan grata a los recuerdos adolescentes.
Ya había concurrido dos años a la finalización de la primaria en el turno mañana (desde 1954), cuando eran 5º y 6º grado. Fueron mis maestros Parachú (el burrero de los lunes imbancables) y Marchueta (ambos en 5º) y Ortiz (en 6º). De los practicantes, solo me acuerdo de Prato Murphy (Promoción 1954) que después se hiciera famoso como el escribano de Feliz Domingo (Domingos para la Juventud) el programa de TV de Soldán. Para esa época, se inauguró el busto a Sarmiento en el Patio de la Bandera. Lo esculpió nuestro (entonces) profesor de dibujo Angel María de Rosa. Una personalidad con bondades de difícil olvido. Su nombre figura en todos los libros de arte argentino, pero no encontré ninguna referencia de él en la galería de notables de la Asociación. El Regente en esa época era Chamoles (alias \"cometa\"). Debía su apodo a que fumaba todo el día y usaba perfumes muy fuertes para disimular el olor a tabaco que destilaban todos sus poros.
El Rector era el Dr. Mariano Zelaya, excelente escritor y persona. El Secretario Elías Carpena, también conocido escritor.
De la primaria, recuerdo también un homenaje a Fermín Estrella Gutiérrez en el aula Felipe Boero (el salón de actos del primer piso). Ese nombre creo que se lo pusieron recién en 1958 cuando Boero falleció. Fue muy emocionante escuchar al final del homenaje, al propio Estrella Gutierrez. En su alocución, hizo una recorrida desde su infancia - como alumno del Mariano Acosta - pasando por sus etapas docente y directiva, sus obras como escritor, sus viajes por el mundo, las distintas culturas; pero, fundamentalmente el agradecimiento a la formación recibida por sus maestros y profesores en nuestra escuela. Aun hoy se me eriza la piel cuando vuelve a mi oido el recuerdo de su voz suave pero firme relatando que en sus tiempos, él y todos sus compañeros llegaron a resolver acuaciones algebraicas con cuatro y cinco incógnitas antes de terminar la primaria.
La secundaria la hice en el turno tarde. Nombre de los profesores? Casi todos los autores de libros: Médici (Matemática), Astolfi (Historia), Rampa (Geografía), Frumento (Física), Beruti [el famoso del Manual de Ingreso] (en Educación Física y Danzas Nativas), Sánchez Sorondo (Educación Cívica), Juan Cánter (Historia) otra personalidad digna de figurar en la galería de notables. También recuerdo a Saavedra (Geografía), Domínguez y Salomone (Matemática), Anzuela (Química), Margarita Echeverría de Fernández (Psicología, Etica y Filosofía), Vera (Literatura), Pinto (varias materias pedagógicas), \"Chinchita\" Chamoles (en Geografía), Rosito (Educación Democrática), Liberal (Castellano), Julio \"Chupete\" Gómez (varias materias), Capurro (Historia), los hermanos Solari y Retamar Quiroga (Música), Guibourg (francés), el Dr. Angel Mazzei alias \"Bombín\" (varias materias) y tantos otros cuyos nombres ya no recuerdo, pero que mantengo su imagen en mis retinas y en el afecto a pesar
 de los años.
De los celadores pagos (digo pagos porque yo también fui celador alumno desde 3º año hasta 5º), recuerdo a Sagastume, Cachiatore, Prado, Torrado [el de la pila atómica\" por su parecido con Misterix], y se me borran los restantes...
En mi época las \"ratas\" no exitían o eran cuestiones muy aisladas. Cuando un alumno faltaba, llamaban por teléfono a tu casa para ver qué te había pasado. Imposible intentarlo. Y si al otro día de faltar no traías el justificativo firmado por el padre que tuviera la firma registrada, no entrabas a la escuela.
Sí tengo presente la huelga por el tema \"Laica o Libre\" de la época de Frondizi. En el Mariano Acosta, de estirpe liberal, estabamos todos por la enseñanza laica. Fueron muchos días de huelga. Los que íbamos a la escuela, nos encontrábamos en la esquina, pero no entraba nadie. Nos encargábamos de controlar que nadie rompiera la huelga y solo permitíamos que entraran aquellos alumnos que tuvieran muchas faltas y pudieran quedar libres. Pero todo pasó y se volvieron a recuperar los días de estudio perdidos.
Existía el Cuadro de Honor, con los nombres de los alumnos de distintas divisiones que superaban la calificación de 7 en todas la materias. El mismo puntaje se necesitaba de promedio para aprobar las materias y pasar de año.
También se aplicaban amonestaciones por cuestiones de falta de conducta o violación de normas. Cuando las faltas eran leves y no llegaban a revestir la gravedad necesaria para aplicar la amonestación, los alumnos infractores firmaban el Cuaderno de Observaciones en Celaduría. La acumulación de tres observaciones significaban aplicar amonestaciones en cantidad asimilable a la gravedad de la falta incurrida. Ante la acumulación de 25 amonestaciones, el alumno perdía su condición de regular, quedaba libre y debía rendir todas las materias a fin de año. Yo no recuerdo historias de traumas psicológicos en el alumnado por este tema. Tampoco de padres del sancionado que vinieran a la escuela para reclamar a las autoridades por el tema, o para pedir la cabeza del que aplicó la sanción
Como anécdotas tengo mil, pero vaya una cortita de 5º Año con una profesora del área pedagógica (que por respeto no voy a nombrar). Uno de mis compañeros, Soberón; representando a todo el curso, se puso de pié al inicio de una clase y le comunicó a la profesora que todos nosotros estábamos muy tristes y acongojados por la muerte de Hilario Ascasubi. Que se había formado una comisión de homenaje para llevar una corona al velatorio y si ella quería participar en la compra de la ofrenda floral. Manifestó que por supuesto que sí y dicho esto sacó dinero de su cartera y se la dió a Soberón quién agradeció el gesto y se volvió a sentar serio e impasible. Hilario Ascasubi había muerto en 1875 y había al menos una localidad en el Sur de la Prov. de Buenos Aires ya que llevaba su nombre.
Para esa época, estaban a cargo de la Dirección interinamente Mario Lucero López y Franza (también profesor de varias materias relacionadas con ciencias) en ese orden. De los maestros del Departamento de Aplicación, recuerdo a Pirovani, Cachiatore, Andreoli, Prado y a otros que los tengo en imagen pero no recuerdo sus nombres. Algunos fueron los que calificaban mis prácticas junto con Julio \"Chupete\" Gómez (profesor de Práctica de la Enseñanza entre otras materias). El apodo se lo habían puesto los compañeros de un equipo de basquet que él integraba. Nosotros lo adoptamos de allí.
Compañeros mios fueron, los hermanos Dominguez Linares (Carlos y Oscar), Carducci, Fourty, Malvicini, Norro, Soberón, Bóscolo, Tacacho, Rolla, Pérez, Antonio López, Marzoratti, Melloni, Giménez, Gianastasio, Fonseca, Corso, Chiari, Aguilera, Azcurra y algunos más que no recuerdo.
Teníamos una publicación \"clandestina\" editada por nosotros, llamada El Telégrafo Normalista, donde se relataban anécdotas risueñas, chusmerías, se hacían parodias, historias de ficción y se nombraba a todos los aludidos en los relatos (profesores, celadores, directivos, maestros, etc.) por sus apodos. Los artículos los firmábamos con seudónimos tipo: Anaximandro del Congreso, Calilegua Napoleón, Milón de Crotona, Anónimo en Capilla, etc. (que son algunos de los que me vienen en mente). Generalmente, alguno de esos ejemplares llegaba a mano de los aludidos y había que mantener confidenciales las autorías para evitar represalias.
Yo vivía en Bulnes y Corrientes. Para ir y volver tomaba el colectivo 68 (el colorado que ahora es el 168). En esa época hacía el recorrido San Isidro / Plaza Miserere. Estacionaban los colectivos en la cuadra de Rioja entre Rivadavia e Hipólito Irigoyen. Yo pedía que me llevaran hasta Urquiza e Hipólito Yrigoyen y me bajaba en esa esquina. En la primaria a veces me volvía caminando (unas 16 cuadras) porque me gastaba el dinero en el bufet (ahora llamada cantina) en alguna golosina.
Todos teníamos picardías y se hacían algunas fechorías (tipo colocar cohetes con mecha retardada en los baños para que no hubiera sospechosos a quién acusar cuando explotaran lejos de los recreos). Pero a nadie se le hubiera ocurrido en esa época dar una vuelta olímpica a la finalización de clases produciendo desmanes en las instalaciones. Tampoco imagino a una Escuela Normal de Profesores mixta, o dirigida por una mujer. Varias veces, en este último tiempo, quise fantasear visualizando a Celaya o Lucero López con una manguera en la mano mojando a los alumnos, pero no lo pude lograr.
Ah; y no teníamos calefacción. Pero nunca nadie se quejó o hizo huelga por eso. Y les puedo asegurar que ninguno de nosotros era un reprimido.
Gracias por permitirme volver a esos tiempos de mi niñez y adolescencia. Cordiales saludos,
Julio Angel Rey
Mensaje enviado el 30/04 por Iván Arenas Segura.
Pasé años muy buenos en el Mariano, pero no tuve la oportunidad de egresar con mi curso, pues después de las elecciones en chile pude volver al país con mi familia.
Esto en 1989-90. Debería haber egresado el 90 (creo). Guardo muy gratos recuerdos de los profesores (en especial de Quique Zalckman e¡¡incluso de la Urbano!!)y de mis compañeros de la época (David Barreiro, Mariano Daporta, Miguel Brailovskky). Me gustaría saber de ellos.
Eso es todo, Saludos,
Iván
El 14 de febrero Daniel Petillo envio este mensaje:
Mensaje :Buenas noches!. Ante todo quisiera felicitarlos por la página, es un lugar donde se revuelven muchos recuerdos y que solo se cree que permanecen en nuestras retinas y el saber que Uds también lo guardaron aquí me emocionó mucho. Es lo mas cercano a volver a vivirlo....Mis años mas felices.....con amigos de verdad, mis amigos de la vida. Que nos pasó?, crecimos?. Daría 40 años de mi vida para volver a vivir NUEVAMENTE los 5 de secundaria, pero sabiendo que estoy volviendo a disfrutarlo, ser consciente de ello. Sería igual a lo que fuí per abrazaría muchos mas a cada uno de mis compañeros, repetiría cada una de las historias que hoy son anécdotas, abriría los ojos todo lo que pueda para poder \"grabar\" todos los detalles y seguramente no cabría tanta felicidad dentro mío, gastaría más zapatillas en el patio de afuera jugando a la pelota, comería mas sandwiches de \"la gallega\", sin dudas entraría hasta el final de \"las catacumbas\". Mi alma se reiría solo por caminar en siberia sabiendo que está por empezar la clase. Si me hubieran dado a elegir habría elegido quedarme en los 80.
P.D:Por favor si me pudieras pasar todos los email que puedas de los egresados del 88 te lo agradecería. Un abrazo.

Nestor Delfor Sirio
Escribió el 24 del 12 del 2007

Queridos y lejanos compañeros del glorioso Normal de Profesores Nª 2 Mariano Acosta.-Gracias por acordarse de quienes egresamos allá lejos y hace tiempo.-Gracias por obligarnos a rememorar las horas vividas junto a personajes de la culltura que nos marcaron profundamente. Profesores y amigos ejemplares, distinguidos por su amor a la educación y a la enseñanza,-Maestros de cuerpo y alma.-Lo veo a José Astolfi,-imponente y sabio;-al Ingeniero Mëdici,-elegante y justo; a Chinchita Aisicorbe ,generoso y amigo; a Rafael Gonzalez que había acompañado a Liili Pons ,-cuando cantó en el Teatro Colón,y que era amigo de mi abuelo- a German Orduna,-que me preparó para el exámen de ingreso; al gordo Leónidas de Vedia y Mitre,-que fué profesor de dibujo en la primaria,-y profesor de Literatura Francesa en la terciaria,-a Fermin Estrella Gutierrez,-de traje con chaleco y anteojos Quevedo;-a Angel >Massei que fuera profesor y amigo,-con quien despues de clase nos reuníamos en la Antigua Perla;-A pata de palo,-Enrique Morad-con quien nos encontramos muchos años despues;-al Dr Marcelo Sanchez Sorondo,.profesor de historia,-que había sido vicepresidente de la Nación y padre o abuelo del actual rector de la Universidad Vaticana-Monseñor Sanchez Sorondo,-y mis compañeros de promocion Ricardo Tito Amor; Griffero,-Riviere,-Gigena;-Cobo; Paperini; Pace;-Barciela; y muchos otros que ya no están.Gracias ,-y mi emocionado recuerdo desde mi Taraguí ,-aquella que el Maestro Sarmiento no quería llevar ni el polvo en sus zapatos.-Felices Fiestas.-y un abrazo junto a mi corazón.-

El jueves 06 de Diciembre de 2007
María eva Aren; envió esto:

Mensaje :Yo vendría a ser la 3º generación que pasó por el Acosta. Mi papá y mi tío fueron los primeros, luego mis hermanos mayores (egresaron en el 83 y 85), luego otro de mis hermanos y yo llegamos hasta el 93. Hoy uno de mis sobrinos está en la primaria.
Yo soy mayor que éste último, pero repetí 3º en el 92 y me quedé en el 93 ahí para recursarlo, me pasé de curso para estar con mi hermano, éste era 3º-3ra, yo venía de 1º-1ra a 3º-1ra, siempre a la mañana;luego terminé la secundaria en otro colegio.
recuerdo que mi pap.a nos llevaba en el auto y nos volvíamos en el 118 o caminando.
Menos 1º año, que estaba enfrente de la escalera pcipal de mármol a la izquierda, todos los demás me tocaron en siberia estar.
ALgunos de mis profes fueron: Fuentes, Cagna (El conde), Pappalardo, Hartsztein, Butera, Rutemberg (Ruti), Cout (ex compañero de mi hermano mayor), Bodner, benedetti, Marti, Arellano. Y cariño en el kiosco. Cómo olvidar todo esto.
Algo que recuerdo, es que cuando no teníamos clase (yo estando ya en el curso con mi hermano), nos cruzábamos x Moreno a la canchita a jugar al metegol o íbamos x Urquiza hasta Rivadavia hasta la estación de servicio a tomar café y volvíamos al cole.
Quizás pueda cumplir mi sueño de tener el diploma del Acosta de egresada, me quedan 3 materias para terminar el profesorado de maestra de primaria y probablemente el año entrante lo terminé ahí. Que años aquellos.

Guillermo fue secuestrado el 16 de febrero de 1975 y asesinado pocos días después.Docente y estudiante avanzado de la carrera de sociología comenzó su labor docente como maestro en la escuela Nº 20 del distrito escolar 8vo y al momento de su secuestro trabajaba en la escuela Nº 27 del distrito escolar Nº 19, en Villa Lugano.. Por su actitud frente a la vida y la docencia supo ganarse el aprecio de maestros, alumnos,  padres y compañeros.. Un ex alumno escribió sobre él: “…sembró semillas y recogió flores. Sembró justicia y amor en pos de su vida y recogerá a través del tiempo y el espacio el reconocimiento de haber sido un transgresor del conocimiento y de la pedagogía argentina…”.  Algunos de sus compañeros de división estuvimos en el acto de imposición, junto autoridades de educación de la ciudad, su hermano e integrantes de otros organismos.

10 de Noviembre de 2007
Eduardo Martiné envió
:

EL 5 DE OCTUBRE DE ESTE AÑO LE FUE PUESTO a la Escuela Nº 21 del Distrito Escolar 19 (de la Ciudad de Buenos Aires, curiosamente  la escuela queda en la calle MARIANO ACOSTA 2976, en el barrio de Villa Soldatti ) el nombre de 
Maestro Guillermo José Barros” en homenaje a nuestro compañero de división..

11 de Julio de 2007
Carlos Mateo Daddino envió:

Mi division era la 5 "A", mis ex companeros,por nombrar algunos,eran: De Lapuente,Pablo Linares,Lutzky,y ahi paro de contar,pero eramos como 20 o 25 chicos.El ano,fue entre 1979 o 1980, o algo asi.
Yo vivo en Atlanta, U.S.A, y e mi casa en Buenos Aires tengo una foto panoramica tomada en San Carlos de Bariloche, ahi estamos todos, inclucive el chofer del micro, por supuesto te la prometo cuando viaje la proxima vez, quizas para noviembre. Mientras , trata de conectarme con algunos de los muchachos, ahi tienes mi direccion de correo para que se los pases,y tambien si alguien me llama al 5167-6889,yo atendere aqui .Me he quedado un largo rato pensando con la noticia que me diste, lamentablemente a veces la vida nos muestra los caminos,y no nos queda mas remedio que seguirlos. (habla de Renato).
Te devuelvo el abrazo.
Gracias.

3 de Julio de 2007
Néstor Défor Sirio envió :

Estimado Angel Bernardo estoy agradecido por tu ràpida contestación que me llena de alegría. Por tus
palabras entiendo que sos profesor de Educación Física. En mis tiempos lo era Pedro Beruti,- a quien no nombran en los informes publicados. Beruti era muy conocido en todo el país porque era el autor del único libro que había para ingresar al primer año de la secundaria.
Te cuento una anécdota intere sante de la amistosa relación que  tenía con él. Cuando terminé el ciclo
secundario,- simultáneamente me recibí de Profesor de Danzas Folklóricas en la Escuea Nacional de Danzas, entonces en calle Saavedra 50,-cerca del Teatro Colón - lugar donde antes estaba. El estimado Pedro Beruti,- quien tenía en Mar del Plata un Hotel Infantil,- en Punta Mogotes -precisamente-me invitó para trabajar como ayudante de él en la institución que dirigía.- Estando allá me propuso que enseñara danzas a los padres de los chicos que iban a repasar sus tareas escolares en vacaciones.
Fué un éxito. Siempre en mis clase lo veía tomando nota de la coreografía,- música - autores - etc- y, me preguntaba más de lo normal,- evidenciando un especial interés.- Al poco tiempo y con gran sorpresa de mi parte, me entero que el distinguido amigo editaba un nuevo libro titulado DANZAS FOLKLORICAS ARGENTINAS ,de su autoría a mi ni me nombró.- Cosas de la vida.-
Te seguiré enviando algunos datos para que - si lo considerás útil a tus tareas lo incorpores a la historia del querido Mariano Acosta.-Yo vivo en Corrientes y Chaco,- te envié los teléfonos de ambos domicilio- Ejerzo como abogado civilista en ambas orillas del Paraná.- si al gunos de los excompañeros vienen por estos lares te agradeceré que les des mi dirección para que me visiten.- mientras ,- no te olvides de incorporar a la promoción 1950  los nombres que faltan. Somos de la camada de 5 años.-
Recibí mi cordial agradecimiento y un fuerte abrazo junto a mi corazon.
No figura en tus notas un dato muy importante que ruego lo agregues, Femin Estrella Gutierres,-
Leónidas de Vedia y Angel Mazzei,- que fueron mis profesores - ocuparon en distintas fechas la Presidencia de la Academia Argentina de Letras. - Estrella Gutierres fué Ministro de Educación de la Provincia de Bs. As. y Leónidas de Vedia Director de Cultura despues de la revolución del 55.
-Gracias.-

(2 de Julio de 2007)
Dice Néstor Défor Sirio :

Mensaje : Agrego dos datos importantes ref. a Fermin Estrella Gutierrez y Leónidas de Vedia
Durante el mismo gobierno, posterior al año 1955 - fueron Ministro de Educación y Director de Cultura de la Provincia de Buenos Aires - respectivamente.-
Ellos me nombraron Maestro en una Escuela de Moron,-tengo la designación-Excelentes personas y queridos profesores.-En el Dpto de Aplicación -del que egrese-Leónidas de Vedia era Profesor de Dibujo - año 44/45 - mi maestro  de 6ª grado de entonces era Tarin Navarro y luego un ex-alférez de la Escuela de Aviación Militar de apellido Galán.- despues en el curso del profesorado en letras, el mismo Leónidas de Vedia y Mitre - así es su apellido - fué profesor de Literatura Francesa.- 2ª dato importante omitido por Uds: Leónidas de Vedia.- Fermin Estrella Gutierres y Angel Mazze i- todos profesores que tuve en el Profesorado en Letras fueron Presidentes de la Academia de Letras.- distinción sobresaliente para los egresados y para la misma institución.-